DBZ Kami to Kami

Escrito por Santana Parker.

Dragon Ball Z

No son muchos los personajes y series animadas que logran trascender de la manera en la que lo han hecho los aventureros héroes creados por Akira Toriyama quienes después de un montón de años, regresan con una nueva película en el cine y un gran doblaje ideal para consentir nuestra nostalgia.

Han pasado muchos años desde la última vez que entré en contacto con el mundo de Dragon Ball, una serie que conocí cuando era muy joven, más de lo que soy ahora. En aquellos días era un verdadero otaku clavado que se sabía todos los detalles de la serie, incluso tenía información antes que mis amigos, cosa que me llenaba de orgullo y eso que ni Google ni YouTube existían. Pues bueno, a pesar que desde entonces a ahora han pasado años ya, es curioso ver que Dragon Ball es un producto vigente y que aún acapara la atención del público, sean niños o adultos inmaduros por igual.

Hablando de la película, bueno, como de costumbre evitaré entrar en detalles de la trama para no arruinar la experiencia de quienes vayan a verla. Técnicamente es una película regular. A pesar de los avances que ha habido en cuestiones de animación, la película luce un poco plana, muy tradicional, con a penas un par de efectos visuales que llaman nuestra atención. El guión tampoco es lo mejor, pero honestamente creo que nunca lo fue, sólo que cuando eres niño tienes un modo de ver las cosas distintas y no juzgas demasiado la calidad de un producto siempre que te resulte divertido. Es por eso que desde mi punto de vista la película de la Batalla de los Dioses debe verse con ojos de niños. No tratemos de ser críticos porque nos vamos a decepcionar. Mejor aprovechemos el sentimiento de nostalgia y disfrutemos del espectáculo.

Un punto muy particular que me encantó fue el doblaje. Las peticiones de los fanáticos fueron escuchadas y se logró reunir a casi todo el elenco original que hace años prestó su voz para darle vida a cada uno de los personajes. Bulma, Vegeta, Goku, Piccolo... creo que hasta Yamcha. El sentimiento de ver a esos personajes con sus voces nuevamente fue muy agradable y me parece razón suficiente para revivir a nuestro niño interno e ir a ver la película, sin importar la edad que tengamos hoy en día. Si son de los que alguna vez disfrutaron con Goku y compañía, esta película les va a encantar.